Sin sanción por la 'cuchillada'