Lorena, a la caza de un sueco