Marisa y Chema firman una falsa amnistía