Aída, ‘la planchas’ pone orden en el barrio