Pablo Alborán, en casa de 'Aída'