La familia García se queda sin ahorros y sin vacaciones por Aída