El Bar Reinols y los vecinos de Esperanza Sur se despiden con un "¡Hasta siempre!"