Fabio, el guardián de los recuerdos de María