Alma: “Yo tenía miedo de que mi hija no naciera de las veces que me tiraba al suelo”