Alma se quedó sin movilidad en una de sus manos tras la primera agresión