El miedo atormenta a Gemma que no puede salir a la calle tras la agresión