El primer episodio: un empujón cuando Sandra estaba embarazada de 3 meses