Los hijos, también víctimas: "Me he llegado a sentir culpable", en 'Amores que duelen'