Alexia, en la cama de Damián