Aitana, la nueva redactora