Atilano Peña, a Bruno: “La suerte es encontrarnos desarmados”