Rubén sufre un ataque diabético, dentro del coche y al borde del abismo