Cristina apuesta por un look cañero, sexy y juvenil para Carmen