Juan propone un reto de diseño a los estilistas... ¡y Pelayo se pica!