Pelayo quiere hacer una oda a la libertad con el cambio de Almudena y Luna