Wendy deja boquiabiertos a los tres estilistas con su movimiento a ritmo de reggaeton