El cambio de Pelayo a Laura para reivindicar el lugar de las cortadoras de jamón