Pelayo transforma a Miriam en una chica de los 60 con un estilo francés y sencillo