Los complejos de Fiona Ferrer Leoni, al descubierto