La última tendencia en Alta Costura: ‘llevar’ serpientes