El enfado de Pelayo: "Aquí la única ridícula eres tú"