Carlota Corredera se marca un Marta Sánchez y se atreve con la bandera de España