¡Vaya cuerpazo tiene Alba!