Diana y David sólo llevaban cinco meses juntos cuando decidieron casarse