Coral: "No quiero que mis pintas afecten a mi hija"