Si eres muy alto, atento a los mini-consejos de estilo de Pelayo Díaz