Bea se convierte en una muñeca: "¡Wow!"