Natalia Ferviú, la nueva chica Tarantino