Cristina, una pin-up con identidad propia