Fran ha perdido 122 kilos: "Ahora quiero ser un delgado feliz"