Natalia rompe a llorar: "Nadie tiene derecho a pegar a nadie por ser diferente"