Infidelidades, risas y llantos, en 'Cámbiame'