¿Por qué llora desconsoladamente Pelayo?