Fina: "El negocio me quita el sueño, hasta el punto de tomar pastillas"