Jacobo: “¡Pedre, deja de hacer el ridículo! ¿No ves que Noemí te está despreciando?”