Pedre, desarmado en el 'polígrafo'