Montalvo y Noemi tiraron fichas fuera