Intensidad, adrenalina y una 'relación tormentosa': así son 'Los nuestros'