El jeque árabe prefiere el croquetón de Pepe a las ‘Dunas de cuscús’ de Sergi