Gaskon (Karra Elejalde) y la txapela llevan las normas de la alta cocina al chiringuito