Sergi quiere evitar una muerte en el chiringuito y termina atufando a su equipo