Argentina y Brasil ya están concentradas para preparar el Mundial de Rusia