Cristiano se juega la expulsión con un manotazo sin razón