Cruyff se negó a jugar con tres rayas en su camiseta de Holanda para no hacer publicidad