Mandzukic da vida a Croacia peleando y ganando un balón fácil de Lloris